Detrás de la palabra: Alquimia

  Hay palabras que enamoran. «Alquimia» es una de ellas. Tiene ese sonido limpio y un poco misterioso de lo que no se conoce pero que resulta atractivo y sugerente, transformador. Un cierto aire antiguo que sin darte cuenta te lleva a las Mil y una noches o a cuartos oscuros o a un bosque denso donde de pronto aparece un claro de luz. «Alquimia», nos informa el diccionario, significa «conjunto de especulaciones y experiencias,…Continúa leyendo Detrás de la palabra: Alquimia

Reconversión

En mi casa éramos muy rápidos. De siempre. Mi abuela caminaba muy deprisa, con sus piernas nervudas, y mi abuelo hablaba tan rápido que se atropellaba las palabras y no había quien lo entendiera. Mi madre también heredó esa velocidad vocálica y mi padre y yo, sobre todo cuando se enfadaba, tampoco entendíamos bien lo que decía. Una de sus muletillas favoritas era: «Venga, date prisa». No decía: «Vamos, que llegamos tarde» o «siempre vamos…Continúa leyendo Reconversión