Ilusión

Todo sucedió en un rato. Me levanté y los tulipanes tenían la cabeza agachada. No entiendo mucho de flores, era Marga, otra flor, quien se encargaba de traerlas a casa. No solían faltar. Estaba en pijama y hacía frío. Mientras apuraba el café, que se me había quedado helado, me quedé mirando aquellos tulipanes rojos cabizbajos, desmayados y con los pétalos derrotados. Pensé que estaban en las últimas y dudé si tirarlos, pero también era…Continúa leyendo Ilusión

Apuesta

  —¿Te has enterado, no? —me preguntó Rubén. —Claro, es el cotilleo del grupo. Otra cosa no, pero eso… —Mujer, es que es muy fuerte. —No me parece para tanto. Además, se veía venir. —Se veía venir, se veía venir… Pues no lo tengo yo tan claro. —Blanco y en botella —dije, repeliéndome un poco a mí misma por utilizar ese tipo de frases que en los demás me daban especialmente tirria. —En menos de…Continúa leyendo Apuesta

Indigestión

Fueron necesarias tres señales para que empezara a darme cuenta: una foto, un anillo y un abrigo. Por este orden. La primera, la foto, me cogió por sorpresa. Ni Marcos ni yo somos muy dados a hacernos fotos y muchos menos a imprimirlas para ponerlas en casa. Por eso, cuando buscaba Invisible, de Auster, para dejárselo a una amiga, me sorprendió que aquella imagen apareciera entre sus páginas y precisamente en un libro titulado así.…Continúa leyendo Indigestión